Para TEMA, la formación de promotoras y promotores es una obsesión, sabemos que la correcta formación de una promotora en el punto de venta sumado a las aptitudes propias de la misma son una receta explosiva de éxito asegurado en el punto de venta, por eso, nuestros formadores buscan utilizar las técnicas más eficaces a la hora de preparar a las azafatas para su puesto de trabajo.

En este punto, además de poder formar a nuestras azafatas de forma técnica con un brifing de cada uno de los productos a promocionar para que tengas un amplio conocimiento de aquello que vendes y puedas solventar cualquier tipo de duda o pregunta en el punto de venta, es importante fomentar, cuidar y reforzar una actitud proactiva y corregir aquellos errores que pueden surgir en el día a día del trabajo de una promotora antes de que esos errores surjan en el punto de venta y puedan ocasionar problemas mayores, quejas de clientes o incidencias con los jefes del centro comercial, por poner un ejemplo, algo que puede solucionarse con una correcta formación de promotoras como la que ofrecemos en TEMA.

¿Qué es el Role Play?

Para todo esto, en nuestro sector se usa muchísimo una técnica llamada “Role Play”. Una técnica que se usa desde hace muchísimos años y que ayuda a formar y preparar a nuestros candidatos para hacer su trabajo con una excelencia insuperable con situaciones reales de la vida diaria.

Gracias a la técnica de Role Play nuestras azafatas pueden verse inmersas en situaciones más tensas o complicadas de resolución de manos de nuestros formadores, con la única premisa de que las azafatas y las promotoras en su formación puedan detectar sus carencias o puntos débiles y ponerles solución, acompañadas de nuestros expertos formadores.

Además, la técnica de Role Play ofrece a nuestras azafatas y promotoras ponerse en el lugar del cliente, teniendo en cuenta que la empatía es una de las cualidades más importantes que solicitamos a nuestras azafatas, promotoras y vendedores, es una forma sencilla y divertida de entrenar esta cualidad siendo supervisada en todo momento, como decimos, por nuestros formadores.

Además de dinamizar el grupo en nuestra formación de promotoras y hacer que nuestros candidatos pasen un momento divertido y echen fuera la timidez mientras corrigen sobre la marcha errores, buscamos en ellos que experimenten situaciones de riesgo o tensión en un espacio controlado para prepararles de forma personal y profesional para gestionar la tensión y el estrés de su trabajo y, además, para analizar su comportamiento y la capacidad de la resolución de problemas en el punto de venta.

¿Qué os parece a vosotros esta técnica en la formación de promotoras?.